La certificación Great Place to Study™ es un reconocimiento que trae grandes expectativas y muchos retos para seguir creciendo como colegio y como comunidad; y para el Richmond School, este fue un proceso muy gratificante y enriquecedor.

El reconocimiento al buen trabajo, al crear un ambiente escolar óptimo para los alumnos, el que la comunidad educativa se sienta apoyada social y emocionalmente y la facilidad en el aprendizaje explorando la creatividad, tenacidad y la curiosidad sin temor, son algunos de los hallazgos que recuerda con gran emoción Adalberto Loaiza, Rector del Richmond School, que salieron de su certificación con Great Place to Study™.

“Fue muy bonito el proceso que vivimos porque toda la comunidad participó. Se interesaron mucho por el proceso y se generó una expectativa por cuál iba a ser el resultado. Cuando finalmente recibimos el reporte y pudimos compartirlo, fue como un logro de todos los distintos grupos que conforman el colegio”, cuenta Adalberto.

Todos estaban nerviosos y cautelosos; no querían ser optimistas pues eran conscientes que existían situaciones o aspectos de la vida en comunidad que debían trabajar y que hay que seguir consolidando. Para Adalberto “el colegio no hace mucho había tenido un remezón muy fuerte y eso todavía generaba algunas tensiones entre distintos grupos. Entonces estábamos cautelosos y la expectativa que teníamos, si bien era optimista o positiva, también la asumimos con mucha cautela”.

Grandes sorpresas en los resultados

Para Adalberto, y la comunidad en general, fue sorpresivo encontrar, en primera instancia, la unión de todo el colegio durante el proceso de la certificación, algo que demostraba que todos estaban interesados en la mejora continua del Richmond. Adicionalmente, encontraron las grandes fortalezas que tienen y que habían pasado por alto. “Vemos que hay cosas que sabemos debemos mejorar, pero encontramos que los alumnos, familias y profesores tienen un gran orgullo por el colegio y se sienten cómodos con nuestra metodología”.

Uno de los grandes beneficios que encuentran en la certificación y que valoran mucho, es el poder ver reflejado en esos resultados el agradecimiento que siente la comunidad con el colegio y que el trabajo que realizan día a día les ha traído grandes frutos.

“Nuestro lema dice que somos un lugar ideal para crecer y nos lo tomamos muy en serio” nos cuenta Adalberto. “Ponemos al estudiante en todo el centro del proceso decisorio, está presente en todos los análisis, la planeación y la ejecución de lo financiero, lo académico y en las actividades. Todo gira alrededor de ellos y su proceso de formación y de crecimiento”, termina.

La calidad humana, el sello que los caracteriza

La calidad humana que se respira desde que se entra al colegio es algo que siempre ha caracterizado al Richmond. “Esa amabilidad, el contacto con cualquier persona que entra al colegio ya sea estudiante, padre de familia o visitante siempre está presente” afirma Adalberto, y este fue un punto que se vio reflejado en la certificación.

“La comunidad en general se sintió muy orgullosa de ser parte del colegio y de haber obtenido esta certificación. Ya habíamos tenido un reconocimiento de calidad académica por parte de otra certificadora, pero Great Place to Study™ muestra la parte humana, y en todo el tema de la felicidad se generó una gran satisfacción de parte de todos los miembros del colegio y de los estudiantes en particular”, cuenta Adalberto.

Compromiso con y para la comunidad

El estar certificado como un Great Place to Study™ no solo le brinda al Richmond School una clara imagen de la satisfacción de su comunidad y lo ayuda a tomar decisiones para mejorar en todos los aspectos del colegio, sino que les genera un compromiso de continuar por el camino de educar no solo para el éxito sino para la felicidad. Lograr que cada persona que pertenece a la familia Richmond se sienta orgullosa de ser parte de, y a consolidar con más fuerza ese ambiente de calidad humana.

Adalberto explica que “para el colegio será siempre importante ofrecerle a los padres que buscan colegio, un lugar en donde sus hijos no solo aprenderán las bases para su futuro, sino vivirán experiencias gratificantes que los llevarán a ser exitosos en todos los aspectos de su vida, y gracias a la certificación ya tenemos cómo demostrar que sí lo somos”.